programador-de-riego

Soluciones de programación para el ahorro de agua

La utilización de un sistema de riego automático permite a particulares y jardineros reducir el consumo de agua y mejorar las condiciones de las plantas.
Valoraremos las reglas al respecto y los sistemas de riego diseñados para ahorrar agua.
Los productos para el ahorro del agua son un tema muy extenso. En este artículo, nos concentraremos en las soluciones de programación.

Diseño de Riego Adecuado
El primer paso para conseguir ahorrar agua es un diseño del sistema de riego adecuado.  Los jardines deben dividirse en zonas de riego distintas para adaptarse a las necesidades de riego de las diferentes plantas. Por ejemplo, muchos jardines incluyen céspedes, arbustos y parterres. Cada uno de estos tipos de plantas tiene necesidades de agua diferentes.

Uso del equipo de riego diseñado para el ahorro de agua adecuado.
Durante el último siglo, ha habido avances significativos en los sistemas de riego. Y aunque la percepción del público pueda parecer que los automatismos utilizan más cantidad de agua, estos sistemas se establecen para utilizar la mínima cantidad de agua necesaria para mantener la salud de la planta o el cultivo. La variada gama de soluciones de programación disponibles (programadores o sistemas de control centralizados) son componentes clave en el uso eficiente del agua. Estos mecanismos tienen funciones que contribuyen a un uso del agua óptimo:

Tiempos de arranque y Programas Independientes múltiples: permiten acortar y precisar los tiempos de arranque basándose en las necesidades individuales de las plantas.
Esto permite al jardín una mejor absorción del agua reduciendo los tiempos de arranque y el desperdicio de agua. Resumiendo, el problema común del desperdicio de agua que se produce cuando se aplica el agua más rápido de lo que las plantas y el terreno pueden absorber, está resuelto.

Tiempos de Riego: es preferible establecer sistemas que funcionen a primeras horas de la mañana. Por la mañana temprano es el mejor momento del día para regar. Las pérdidas de agua por evaporación son menores en horas tempranas que a mediodía.

– Control del aporte del agua: proporciona al usuario una manera fácil de regular su sistema basado en las necesidades medioambientales. Por ejemplo, a comienzos de la temporada, un usuario puede ajustar fácilmente su controlador de consumo de agua bajando hasta un 40% su máximo fijado y reducir el uso de agua en un 60% sin necesidad de modificar el programa completo.

En jardinería, el riego en exceso ocurre a menudo ya que el usuario final raramente ajusta sus programas de riego a los cambios estacionales.

Retraso de lluvia: permite al usuario posponer el riego cuando éste no es necesario ( tras una lluvia, por ejemplo) y automáticamente reanuda la programación cuando es lo apropiado. El programa volverá a empezar automáticamente al final del período establecido por el usuario.

– Riego + RemojoTM: aplica agua a un ritmo que el terreno puede absorber con más facilidad, disminuyendo la escorrentía, la erosión, y el derroche.

– Añada un pluviómetro al programador
Históricamente, los jardineros han dependido de su propio juicio para determinar la humedad del suelo y los programas de riego. Actualmente, los sensores de lluvia o humedad proporcionan medidas precisas de la humedad del suelo o de la cantidad de agua suministrada por la lluvia. Añadiendo un mecanismo como el sensor de humedad o de lluvia al programador el ahorro de agua puede ser de un 15 a un 20%. Los sensores están disponibles tanto para aplicaciones residenciales como comerciales cerrando el sistema cuando detecta que  está lloviendo o que la humedad del terreno es suficiente. Contrariamente a la idea general, estos accesorios son económicamente razonables.

Programación ET: permite programar a través de un sistema de control centralizado que calcula los valores de evapotranspiración diaria (ET) y automáticamente ajusta los tiempos de arranque para aportar solo las necesidades requeridas por las plantas. Esta tecnología se utiliza principalmente en grandes zonas comerciales y campos de golf debido al coste  y la complejidad del sistema.

– Sistemas de Control Centralizado
Los avances de la conexión y las tecnologías en comunicación  han capitaneado el camino para llegar a avances significativos en herramientas de riego y sistemas de control centralizado. Estos sistemas son capaces de controlar y manejar el riego automático remotamente sobre una o más estaciones a través de un programa informático basado en calendarios definidos por el usuario y ET o registro de sensores. La programación se transmite a los programadores de campo.

Generalmente se usa en grandes zonas ajardinadas (campos de golf, parques, ayuntamientos), algunos de estos sistemas utilizan mapas del terreno y conectan con una estación meteorológica. Pueden ajustar y controlar automáticamente el riego en parterres, setos, céspedes y arbustos basándose en los datos de necesidades hídricas proporcionados por una estación meteorológica o por una base de datos de ET.

Las estaciones meteorológicas recopilan y envían datos climáticos (temperatura, humedad, pluviometría, velocidad del viento, presión atmosférica, etc.) a un ordenador central. De este modo, se pueden ajustar los programas y controlar varios ciclos de riego basándose en las necesidades de agua sin sobrepasar la capacidad de absorción.

La principal ventaja de un sistema de control centralizado está en el ahorro de agua. Muchos estudios han demostrado que el ahorro de agua con un sistema de control centralizado puede alcanzar de un 20 a un 30%.

Prepare a su equipo
Los principales equipos de riego fabricados ofrecen sesiones de aprendizaje. Es la mejor forma para aprender y entender todos los productos y las técnicas que nos permitirán realizar un mejor uso de la conservación del agua. Por ejemplo, Rain Bird ofrece sesiones de formación de riego Rain Bird Academy durante todo el añ

Mirando hacia el futuro
Reconocer que el agua es un recurso finito es el primer paso en un proceso que puede finalmente dirigirnos a un uso eficiente del agua –  mundial, regional e individualmente. El agua es el regalo de la vida.

Muchos profesionales del sector de la jardinería y aquellos dedicados a la fabricación y el desarrollo de herramientas y tecnologías para el uso de agua a gran escala ya están comprometidos con la práctica de la conservación del agua. Rain Bird, líder mundial en riego automático, está verdaderamente implicado en este esfuerzo.

Está claro que un equipo de riego eficiente, y en particular, el uso de programadores  o sistemas de control centralizados, son contribuciones clave para un manejo del agua óptimo.

Fuente: Rain Bird Europa

Share this Post!

0 Comment